CÓMO SALIR A CORRER EN INVIERNO

Por supuesto, en invierno hace mucho frío en el exterior y correr en invierno puede no ser tan natural como cuando hace calor y hace sol. Pero antes de optar por la cinta para correr en casa, considera lo siguiente: correr con frío en realidad puede ser más fácil, ayudarte a alcanzar tus objetivos de pérdida de peso, mantener tu metabolismo fuerte y mejorar tu estado de ánimo. ¿No te lo crees? En este artículo lo vas a descubrir.

Correr en invierno

5 BENEFICIOS DE CORRER EN INVIERNO

Correr con frío puede ayudarte a quemar más grasa

¿Cómo? Las temperaturas frías pueden convertir la grasa no deseada en un tipo diferente de grasa que realmente quema calorías. Piénsalo de esta manera: la grasa en tu cuerpo no es igual. Hay blanca, marrón y tonos intermedios.

La grasa blanca es lo que comúnmente pensamos cuando pensamos en grasa corporal no deseada. La grasa marrón es tejido metabólico que quema calorías, y cada vez hay más estudios científicos que sugieren que hacer ejercicio y exponer nuestro cuerpo a temperaturas frías convierte nuestra grasa blanca en marrón. Eso significa que correr en clima frío no solo puede ayudarte a quemar calorías, sino que también puede cambiar la composición de tu cuerpo.

El frío es el clima ideal para correr

Lo creas o no, el clima frío es en realidad la situación ideal para correr. Cuanto más frío hace, menos estrés por calor en el cuerpo, lo que hace que sea mucho más fácil correr. Practicar running en un clima cálido y húmedo es extremadamente agotador para el cuerpo; por eso, la mayoría de maratones se llevan a cabo en octubre y noviembre.

Correr es una gran herramienta para prevenir el aumento de peso en invierno

Ir hasta el gimnasio puede dar pereza (especialmente durante los meses de invierno), y una cinta de correr en casa puede resultar aburrido. Por eso, nos encanta correr cuando hace frío.

Es gratis, conveniente y nunca aburrido. Tendemos a movernos menos y comer más en los meses más fríos. Correr quema muchas calorías y, por lo tanto, es una gran herramienta para perder peso durante el invierno.

Hacer running puede evitar que estés triste

Cuando los días se acortan y la temperatura desciende en picado, muchas personas se sienten más tristes que el resto del año. Correr en invierno ayuda a liberar poderosas hormonas que ayudan a combatir esta tristeza, aumentando el estado de ánimo durante estos meses.

Y correr al aire libre ayuda a mejorar aún más tu estado de ánimo: un estudio demostró que las personas que se ejercitaban al aire libre tuvieron un aumento de energía, una disminución de la sensación de tristeza y más probabilidades de repetir sus entrenamientos.

Correr mantendrá tu metabolismo fuerte

Si crees en la teoría evolutiva, nuestros cuerpos están programados para preservar nuestras reservas de grasa en el invierno, lo que ralentiza nuestro metabolismo en respuesta directa a la disminución de nuestros niveles de ejercicio. Correr en invierno sirve para engañar al cuerpo, evitando esta desaceleración estacional del metabolismo y ayudando a mantener un peso saludable.

CONSEJOS PARA CORRER CON FRÍO

Ahora que sabes por qué no debes dejar que el clima invernal te impida salir a correr, es hora de atarse las zapatillas, abrigarse y ponerse en marcha. Ten en cuenta estos consejos:

No esperes establecer tu récord personal

Tu rendimiento con el frío puede comenzar a disminuir a medida que la temperatura desciende por debajo de los 5 grados. Los vasos sanguíneos periféricos se contraen, las articulaciones se sienten más rígidas y los músculos son más difíciles de calentar con este frío.

Asegúrate de calentar

Haz ejercicios de calentamiento antes de correr en invierno. Andar rápido, o saltar durante cinco minutos para que tu corazón bombee sangre a tus músculos. Esto asegurará que no se tense un músculo ni se lastimen las articulaciones.

Viste apropiadamente

Usar varias capas sueltas y ligeras ayuda a atrapar el aire caliente:

  1. La primera capa debe estar hecha de un material sintético, que absorba la humedad del cuerpo.
  2. La siguiente capa debe ser aislante (la lana y el vellón son buenos aislantes y retienen más calor corporal que el algodón).
  3. La capa superior debe ser resistente al viento y al agua. Prueba estas opciones de ropa de entrenamiento de invierno para mantenerte abrigado y con energía.

Si necesitas ropa para practicar running, puedes echar un vistazo aquí:

Cubre tus extremidades

La mayor preocupación de hacer ejercicio al aire libre en invierno es el riesgo de congelación. Asegúrate de cubrirte las manos y los oídos, y date la vuelta si tu piel comienza a picar o sentirse adormecida (especialmente la piel de la nariz y el mentón, áreas que son más difíciles de cubrir).

Practica la evasión de resbalones

Las temperaturas frías y las precipitaciones pueden crear caminos y aceras heladas. Afortunadamente, hay algunas cosas que puedes hacer para asegurarte de mantenerte estable:

  1. Primero, revisa la suela de tus zapatillas. Si están gastadas, sus zapatillas de running no te darán la tracción que necesitas.
  2. Segundo, ten un plan. Piensa en lo que sucedería si te cayeras en cualquier lugar de tu ruta. ¿Podrías conseguir ayuda? Si no es así, planifica una alternativa más segura y asegúrate de llevar tu móvil contigo.
  3. Finalmente, reduce la velocidad mientras corres en invierno con clima frío. Trata de ir a tu ritmo normal cuando haya hielo y activa tu sentido del equilibrio.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad