ESTIRAMIENTOS PARA CORRER: ANTES Y DESPÚES

Ha habido un gran debate en el mundo del running durante décadas sobre si debes hacer estiramientos para correr antes, después o ambos. Muchos corredores han aceptado la idea de que no debes correr con los músculos «fríos» y que el estiramiento es la mejor manera de preparar tu cuerpo para empezar a correr.

Estiramientos para correr

No se puede negar que los músculos tensos son el peor enemigo de un runner. Cuando un músculo es corto y tenso, es mucho más débil que cuando está extendido. Eso hace que un músculo tenso sea más propenso a tensiones o lesiones que pueden dejar incluso al atleta más experimentado en el banco.

No es raro que tus músculos trabajen en exceso y se acorten durante ciertos momentos del día o después de una carrera larga, que es la teoría detrás de por qué el estiramiento es tan importante para la prevención de lesiones.

INVESTIGACIÓN SOBRE LOS ESTIRAMIENTOS

Desafortunadamente, lo que la investigación está comenzando a demostrar es que no solo puede ser una práctica inútil para ayudarte en tu carrera, sino que en realidad puede ser dañina. Muchos corredores no consideran hacer running antes de estirar las piernas y los brazos, pero muchos expertos en deporte insisten en que en realidad no hay ninguna diferencia en el rendimiento de un corredor

En los deportes en los que estás sometiendo tu cuerpo a diferentes patrones de movimiento, tiene sentido realizar estiramientos antes de comenzar. Sin embargo, al correr, tu cuerpo no necesita realizar ningún estiramiento para correr. 

Por lo tanto, es posible que estirar no te ayude de ninguna manera. Lo que muchos corredores no entienden es que el estiramiento no siempre es una práctica inofensiva. Cuando te inclinas y te agarras los dedos de los pies para un estiramiento estático, y sientes ese estiramiento, puedes pensar que es una buena sensación.

Pero lo que estás haciendo es desgarrar la fibra muscular. Las fibras del tejido se desgarran haciendo que los músculos se alarguen y sean más flexibles. 

Lo que los expertos están descubriendo es que el estiramiento en estático es mucho menos productivo para un corredor que realizar una serie de ejercicios de calentamiento. Puede ser más prudente hacer cosas como esperar en su lugar o saltar para calentar los músculos que usas para correr.

En general, realizar estiramientos para correr es algo que debe decidirse a nivel individual. Si sientes que estirar puede perjudicar tu rendimiento, entonces debes hacer lo que te parezca mejor, por ejemplo, calentar corriendo más suavemente.

CUANDO ESTIRAR PUEDE SER BUENO

Cuando un runner tiene problemas de movilidad, como lesiones graves o crónicos o problemas en la espalda, realizar estiramientos para correr puede ayudar a prevenir lesiones. Pero, si no te sientes rígido o tienes la necesidad de estirar, estirar por el simple hecho de hacerlo, probablemente no sea una buena idea. 

Si un corredor ya tiene buena movilidad en los músculos, estirar innecesariamente antes de correr, puede dañarlos. Hay ocasiones en las que puedes estirar demasiado un músculo y aumentar la probabilidad de que se lesione. Los humanos nacieron para correr y por lo tanto, el cuerpo ya tiene sus propios mecanismos para relajar los músculos y mantenerlos flexibles, evitando esas lesiones.. 

Por lo tanto, los únicos corredores que se benefician de los estiramientos antes de correr son aquellos que sienten la necesidad por rigidez o tienen molestias crónicas o lesiones que tensan los músculos y pueden provocar lesiones más graves. El corredor estándar, sin embargo, no necesita preocuparse por estirar antes de correr.

ESTIRAR DESPUÉS DE CORRER

Cuando se trata de estirar después de correr, ocurre lo mismo. Una vez que hayas terminado de correr, es probable que tus músculos ya estén activos y calientes. A menos que sientas un área específica que está tensa o con molestias, el estiramiento no tiene ningún sentido. Si sientes tensión o molestias en algún tendón o músculo, estirar puede ayudarte, pero sin forzar en exceso.

Estiramientos para correr después

ESTIRAMIENTOS PARA CORRER: CONCLUSIÓN

Para practicar el running no es necesario estirar ni antes ni después. Solo bastaría con calentar antes, corriendo a menor ritmo durante unos pocos minutos. Incluso en algunos casos puede ser perjudicial.

Estirar sería recomendable solo si tienes algún músculo con molestias crónicas o desde hace tiempo. Así se puede evitar lesiones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad